miércoles, 20 de mayo de 2015

Imprescindible paso por el agujero de 'The Hole 2'.

He ido a ver The Hole 2 al teatro… y estoy con este documento de texto dispuesta a contaros qué tal es… pero no sabéis cuán difícil es explicar con palabras qué es The Hole. Quienes hayan ido a verlo me entenderán… quienes no lo hayan visto… ¡ya están tardando! Eso sí, fuera problemas, fuera prejuicios y muchas ganas de pasarlo bien pase lo que pase dentro del teatro.
No es necesario haber visto la primera parte para poder introducirte en este segundo agujero. Atraviesas la puerta del teatro y ya está ocurriendo algo en el escenario: nos encontramos con el Hombre del Traje Azul que va dando la bienvenida a los que van ocupando sus localidades –y también suelta algún que otro comentario para provocar la risa y la sorpresa de los primeros en llegar-.
Fotografía realizada por Elena Viña.
Nuestro maestro de ceremonias ese día fue Canco Rodríguez, que aparece en el escenario después de una dura broma al público –cuando descubrimos quiénes son, dónde está Canco y qué es lo que ha pasado… nos arranca una gran ovación, caras de sorpresa y un pedazo de aplauso-. Pero ¡qué mal ratito…! Y ahí está ya el público… metido en todo el jaleo del agujero. El espectáculo no ha hecho más que empezar y nos quedan cerca de tres horas por delante para seguir con la boca abierta –tres horas que se hacen cortísimas-.
The Hole 2 es un despliegue de fuerza, talento y música en directo –que supone, sin duda, un plus en cualquier espectáculo-. Encontramos recreados sobre el escenario el mundo de La Revista, El Circo de Manolita Chen de la década de los 50-60 y una crítica social aderezada con muchísimo humor –humor de carcajada, del que te hace llorar de risa, ese humor taaan necesario en estos tiempos-. Realmente consiguen que nos olvidemos de todo lo que pueda estar ocurriendo fuera del teatro.
Y ¿dentro? ¿qué ocurre dentro? Se dan cita artistas de diferentes países para deleitarnos –además tenernos con el corazón en un puño y sin poder articular palabra- con impactantes números acrobáticos, strepteases, con actuaciones del Trío Sunrise, Gustavo Sartori o Marilén Ribot, entre otros.
Poco a poco se van dando cita sobre el escenario el maestro de ceremonias con estupendísimos monólogos, Madame Zoltar, María del Mar –Mary of the Sea-, El Gato Volador, un espontáneo Cupido… y es que el hilo argumental de The Hole 2 realizado por Álex O'Doguerty –porque esto no es una mera acumulación de números- es la historia de amor entre el maestro de ceremonias y su peculiar pareja –una ratita-. Cómo comenzó, qué problemas han tenido y cómo se resuelve lo conoceremos según vaya avanzando la función.

No hay un sólo momento de descanso –ni en el propio descanso, donde con un bingo puedes ser el ganador de un jamón- y el público es un personaje más de la función, plenamente activo al que se le invita a participar incluso son las redes sociales mediante el hashtag #sitetocotúmetocas donde sacamos la parte más atrevida y salvaje de todos nosotros –si bien ya nos la hacen sacar desde el principio-.
The Hole 2 es un espectáculo –con una puesta en escena fascinante- de obligada asistencia y participación… porque si pensáis estar quietos en la butaca no os van a dejar. Uno sale del teatro con la certeza de que ha visto algo espectacular, único y que nos mantendrá eufóricos unos cuantos días.

No hay comentarios :

Publicar un comentario